Justos por pecadores

Ahora que estamos en semana santa, y se habla de tanto pecado, de tanto sacrificio, de tanta crucificción he pensado que podría hablar sobre una frase que dicen muchos los humanos, que siempre me llamó la atención, lo malo es cuando la pones en practica o te la aplican, entonces no hace tanta gracia.



Se dice que pagan justos por pecadores, cuando a una persona inocente se le atribuyen culpas ajenas o algo que no le pertenece y es de otros, en este caso le llamaremos "pecador", y el "justo" será el inocente.

Esta historia se repite muchas veces en la tierra, quizá demasiadas veces. Lo que provoca consecuencias que pueden ser destructivas, para relaciones que estan empezando a formarse, sea de amistad, pareja o simples conocidos...

Cuando alguien nos ha hecho daño, si la herida esta abierta, si no hemos superado el duelo, si tenemos asuntos pendientes con esa persona (pecador), normalmente tenderemos a hacer pagar a los justos algo que no les pertenece. Muchas de las frases que repite una persona dolida puede ser por ejemplo: "esta vida es un asco", "Tod@s son iguales, van a lo que van", "seguro que me esta mintiendo", "estoy harto de ser quien vaya detrás, si quieren algo que se lo curren", "el mejor... colgado"...

Frases que generan desconfianza, nos niegan entrar aire nuevo en nuestras vidas, y cegarnos en seguir aferrandonos a un pasado, y como los humanos dicen "meter a tod@s en el mismo saco". Tambien otra frase conocida es la de "el ser humano es el único animal del mundo que es capaz de tropezar con la misma piedra tres veces", sin quererlo ni beberlo, somos nosotros los que atraemos o buscamos esos problemas, o esa gente que aparentemente son iguales y nos van a volver a hacer daño. Porque somos masoquistas emocionales. jejejee.

No podemos hacer responsable a nadie de nuestras desgracias, porque cada cual es responsable de sus sufrimientos, de como se tome las cosas y en definitiva de decidir como llevar su vida... y lo que no es "justo" es que cuando estamos buscando o esperando que entre aire nuevo en nuestras vidas, emociones, ilusión, aventura... que a la primera de cambio comparemos a esa persona nueva con otros "pecadores". Afortunadamente, hay muchas personas en el planeta, y aunque veamos la cosa tan negra a veces... cada persona es un mundo, y todos merecen una oportunidad de entrar en tu mundo, con sus defectos y sus virtudes... pero sin atribuirles algo que no les toca, que otr@s han hecho que ni siquiera estan en tu vida.

Reflexión marciana: no es tan complicado partir de 0 cuando entra algo o alguien nuevo en la vida de uno, bueno, mejor dicho no partes de 0, porque todo el daño o los tropezones que te has pegado con otros te pueden venir bien para afrontar las nuevas experiencias de una forma madura... no comparando, si no siendo mas fuerte, y aceptando que puede salir bien esta vez o no, pero si no lo intentas y al primer problema sales corriendo, puede ser que esta vez pierdas la oportunidad de tu vida.

El orgullo no deja avanzar, las comparaciones son odiosas, y no se trata de caminar detras o delante de nadie, si no caminar a su lado... y si caes, levantarse... pero la ilusión, las ganas, la motivación... eso no te lo puede quitar nadie, por muchos "pecadores" que nos ofrezca la vida.

1 comentario:

  1. Inevitablemente, las experiencias pasadas nos influyen, y si han sido negativas, nos influyen mucho mas! Aunque no queramos comparar unas situaciones con otras, siempre encontramos algo que nos recuerda al pasado y no podemos evitar hacer la comparación.
    Cuando alguien nos hace daño, siempre nos juramos a nosotros mismos que no vamos a permitir que eso nos vuelva a pasar y por eso, para evitar volver a sufrir, prejuzgamos a la gente nueva que quiere entrar en nuestra vida, porque dejarnos llevar seria lo correcto, pero nos asusta volver a sufrir y por eso, preferimos comparar, porque nos hace sentir mas seguros y creemos que es la mejor forma de evitar males mayores!
    Es un gran error! Cada persona es un mundo! Aunque encuentres a dos personas que aparentemente puedan ser muy parecidas, tanto tus circunstancias de ese momento como el contexto en general, hacen que esa situación, que pensamos que está condenada a terminar igual que la anterior...sea diferente.

    Un abrazo! xD

    ResponderEliminar